Población y desarrollo de América Latina y el Caribe

La población y el desarrollo son dos temas que han afectado a gran parte de Latinoamérica y el Caribe durante años.

Población y desarrollo de América Latina y el Caribe

Problemas de población y desarrollo

En marzo de 2020, se estimaba que la población de Latinoamérica superaba los 650 millones. Esta cifra creciente ha pasado a ser alarmante y ha provocado rápidamente dificultades, tanto económicas como sociales.

Desarrollo social: La mayoría de los países de Latinoamérica se caracterizaban por su crecimiento constante del desarrollo social a principios de los años 80 y 90. No obstante, en las últimas décadas se ha producido una reducción notable de ese crecimiento, que antes era constante. Esto resulta extraño porque, comparado con Asia, Latinoamérica lleva mucho tiempo desarrollándose, pero el mundo asiático la ha superado. El desarrollo social ha entorpecido un mayor avance en la tecnología y educación. Latinoamérica sigue teniendo carencias en materia de infraestructuras sociales y desarrollo. El principal motivo es la sujeción cultural de Latinoamérica: aún con más restricciones, el desarrollo humano es limitado. El resultado de esto es un nivel de pobreza y educación perceptible. Una escasa comprensión de la fecundidad y un aumento de la mortalidad infantil y materna. Una mala atención sanitaria, un declive de los avances tecnológicos e industriales y mucho más.

Desarrollo económico: La presencia y el crecimiento económico de Latinoamérica son sorprendentes. Para ciertas personas, tienen un dominio próspero en la exportación. Todos los países de Latinoamérica son los principales distribuidores, o se encuentran dentro de los 20 principales distribuidores y productores, de varios recursos a nivel mundial. Hay un gran progreso económico a nivel internacional, pero Latinoamérica cuenta con la mayor brecha entre pobres y ricos. El PIB es bajo y muchos ciudadanos tienen que trabajar durante muchas horas para hacerse con un salario apenas suficiente. Esta brecha ha llevado hacia la opresión, desigualdad y delincuencia. Los ricos controlan el mercado y los pobres lidian con él. Esta diferencia y problema de la distribución económica han provocado un descenso general en la rapidez con la que Latinoamérica y el Caribe pueden convertirse en países desarrollados.

Soluciones a los problemas derivados de la población y el desarrollo

La alianza entre estas divisiones y agencias tienen como objetivo analizar, crear e implementar posibles soluciones que puedan estimular el crecimiento social y económico. He aquí algunas respuestas:

Planificación familiar: El crecimiento de la población se debe a un mal entendimiento de la planificación familiar: las mujeres latinoamericanas tienen un sentimiento cultural de tener una familia numerosa. Lamentablemente, con la brecha económica y la necesidad cultural de que las mujeres sean amas de casa a tiempo completo, apenas hay suficiente para atender las necesidades financieras.

Capacitación y creación de empleo: La pobreza nace de la falta de cargos y empleos. Con esta alianza, se deberían perseguir más oportunidades laborales. Los latinos no necesitan simplemente empleos, sino empleos con buenos salarios. Esto mejoraría su nivel de vida y también la construcción de cada persona. Estos trabajos deberían estar al alcance de hombres y mujeres, para mantenerlas ocupadas y abrir sus mentes más allá de la maternidad.

Urbanización: La urbanización e industrialización significan por lo general más empleo y un desarrollo de la tecnología y riqueza.

Enseñanza gratuita: La educación de los latinoamericanos y caribeños abordará, en primer lugar, el analfabetismo cultural y mejorará la identidad nacional. Un país próspero es un país con ciudadanos educados. La enseñanza gratuita quiere decir que pueden aprender más, y cuanto más saben, más se dan cuenta de la importancia que tiene un país desarrollado con una población en equilibrio.

Sanidad mejor y gratuita: La tasa de mortalidad va en aumento, no porque no haya un sistema sanitario adecuado, sino porque muchos ciudadanos son demasiado pobres para permitirse ese sistema sanitario. Si se dan cuenta de que hay un sistema sanitario gratuito o subvencionado para ellos, estarán dispuestos a no automedicarse.

Políticas de regulación salarial: Un problema importante de Latinoamérica es la desigualdad en el reparto de la riqueza. Esto sólo puede resolverse con las políticas adecuadas. Los países de Latinoamérica y el Caribe tienen que regular y prohibir los trabajos mal pagados y los sobrepagados. Un salario estable aumenta el PIB, incrementando la generación de riqueza y reduciendo así la pobreza.

Regulación de precios: Los precios son fijados por la oferta y la demanda de los clientes que pagan, es decir, la multitud. No obstante, cuando los precios favorecen a los ricos, el nivel de vida se vuelve demasiado alto y la pobreza llega. Para gestionar estas políticas y organismos reguladores, es necesario administrar y mantener las subidas de precios. Los productos de primera necesidad deben estar dentro de los límites del salario mínimo.