La implementación de RIO + 20

La implementación de RIO + 20

Del 13 al 22 de junio de 2012, las Naciones Unidas celebraron una conferencia acerca del desarrollo sostenible. La cumbre de RIO+20 dio lugar a una colección de documentos titulada El futuro que queremos, y en ella se trataba el desarrollo sostenible como el nuevo futuro. Esto dio lugar a dos objetivos, crear una economía verde y erradicar la pobreza mediante un marco institucional. Esta cumbre mejoró los objetivos de desarrollo del milenio y formó un nuevo conjunto de Objetivos de Desarrollo Sostenible.

El trasfondo de la cumbre

La cumbre de RIO+20 fue la tercera cumbre internacional que se celebró para tratar el desarrollo sostenible. El trasfondo de la conferencia proviene de la necesidad de construir un nexo entre los objetivos del medio ambiente y económicos. Celebrada en Río de Janeiro, Brasil, ahora también conocida como RIO 2012 o Cumbre de la Tierra 2012. Esta cumbre se celebró 20 años después de la última que tuvo lugar acerca del medioambiente y el desarrollo en 1992 (Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo UNCED), la cual se celebró en la misma ciudad. Además, significó el décimo aniversario de la Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible de 2002.

La cumbre y sus objetivos

La cumbre duró diez días y acogió a más de 192 miembros de la ONU, 57 jefes de estado y 31 de gobierno, empresas y grupos del sector privado. La conferencia contaba con tres razones fundamentales para celebrarse.

  • Determinar el progreso de los compromisos anteriores en materia de desarrollo sostenible y encontrar nuevas formas de colmar las lagunas existentes.
  • Conocer el compromiso e impulso de las autoridades políticas en materia de desarrollo sostenible.
  • Analizar y señalar las cuestiones nuevas y desafiantes.

El tema principal de la cumbre fue cómo construir una economía verde con el objetivo de lograr países desarrollados de forma sostenible. La cumbre examinó las formas de utilizar dicho desarrollo para hacer frente a la pobreza. También solicitó la ayuda de los países desarrollados que prosperan en el desarrollo sostenible para ayudar a los países en desarrollo y subdesarrollados en el juramento de la economía verde. Por último, la cumbre debatió acerca de crear un marco institucional donde los Estados miembros pudieran coordinar y explorar el desarrollo sostenible potencial y útil.

El resultado de la cumbre

La cumbre tuvo como resultado varios compromisos y conclusiones, entre ellas:

  • Los Estados miembros crearon un Objetivo de Desarrollo Sostenible basado en los ya existentes Objetivos de Desarrollo del Milenio.
  • Se realizaron más de 700 compromisos voluntarios.
  • Se establecieron nuevas alianzas entre organizaciones y empresas.
  • Se formó una guía de desarrollo sostenible llamada políticas de economía verde.
  • Los organismos gubernamentales presentes construyeron una institución intergubernamental bajo la dirección de la Asamblea General para analizar, y además, estrategias y respuestas para la financiación del desarrollo sostenible.
  • Se acordó ofrecer más atención al Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente.
  • Se formó un foro político de alto nivel en beneficio del asunto.
  • La cumbre también trató la seguridad alimentaria, las ciudades, los océanos y la energía, entre otras cosas, en el marco del desarrollo sostenible.
  • Con la ayuda de la Comisión de Estadística de las Naciones Unidas, junto con otras entidades y organizaciones, se creó un programa para medir y evaluar el avance de cada país miembro. Esta creación pretendía responder ante las dificultades de cada país, al mismo tiempo que servía como base de análisis para la toma de futuras decisiones.
  • Se formó un marco decenal para gestionar y realizar un seguimiento de los sistemas de consumo y producción sostenibles de todos los países miembros.

El futuro que queremos

El futuro que queremos es el resumen final y el acuerdo entre todos los países miembros, organizaciones y entidades de la cumbre del desarrollo sostenible. El documento comienza con una corta introducción en la cual se pide la aceptación uniforme de todos los presentes. Dice así:

"Nosotros, los Jefes de Estado y de Gobierno y representantes de alto nivel, reunidos en Río de Janeiro, Brasil, del 20 al 22 de junio de 2012, con la plena participación de la sociedad civil, renovamos nuestro compromiso con el desarrollo sostenible y fomento de un futuro económica, social y ambientalmente sostenible para nuestro planetas y para las generaciones presentes y futuras."

El documento fue revisado y modificado en tres ocasiones, todas ellas antes de que comenzara la cumbre. El primer borrador salió en enero de ese mismo año y sólo se publicó tras los debates de los Estados miembros. Estos debates y negociaciones se llevaron a cabo desde mayo de 2010. Más adelante, en abril de ese año, se lanzó otra versión tras finalizar una nueva serie de conversaciones.

El documento se enfocó en los ODS y en los esfuerzos a realizar para seguir fomentando el desarrollo sostenible. Una de las partes notables del documento fue la decisión de estudiar otras opciones, además del PIB, para la creación de riqueza en factores medioambientales y sociales.

Jefes de Estado y organizaciones de todo el mundo han puesto en práctica los objetivos de desarrollo sostenible de una forma u otra. El acuerdo para impulsar estos objetivos marcó un nuevo ritmo para el mundo. Cabe destacar que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, la canciller alemana, Angela Merkel, y el primer ministro de Reino Unido, David Cameron, no asistieron debido a la crisis de la deuda soberana europea. No obstante, más de 150 países estuvieron representados por sus líderes, entre ellos: Brasil, Australia, Bulgaria, Argentina, China, Chile, Francia, India, Irán, Indonesia, Nigeria, Lituania, Portugal, Noruega, Rusia, Corea del Sur, Sudáfrica, España, Zimbabue y muchos más.